Trucos y consejos

Frena la eyaculación precoz con pequeños trucos

es la primera vez que tengo eyaculación precoz

Como ya explicaba, con gran acierto, Javi Cantero: “cuanto más acelero, más calentito me pongo” y a veces, aceleramos tanto que no podemos controlar y terminamos con un “accidente”. La eyaculación precoz es uno de los “accidentes” más comunes y “vergonzosos” que puede sufrir un hombre en sus relaciones sexuales. Frenar antes de derrapar es todo un arte y por eso queremos darte algunos consejos para frenar la eyaculación precoz. Pero empecemos por los preliminares…

 

¿Qué es la eyaculación precoz?

Según los médicos “la eyaculación precoz es una disfunción sexual masculina, de origen no orgánico, que consiste en la incapacidad para controlar la eyaculación durante el tiempo necesario para que ambos participantes disfruten de la relación sexual”. En algunos casos hay detrás problemas médicos pero normalmente es algo puntual. Si es algo que te ocurre frecuentemente y condiciona tu vida sexual, lo mejor es que consultes con un especialista. Si, en cambio, es un “problemilla” que te pasa cuando vas más acelerado de la cuenta, sigue leyendo.

Pequeños trucos para frenar antes de derrapar

Como ya hemos dicho antes, la velocidad suele ser la principal causa de este problema. A veces nos gusta tanto nuestra pareja y hemos cogido tanta carrerilla que llegado el momento no conseguimos controlarnos y …. ¡pum! Por eso te dejamos aquí una serie de consejos para frenar la eyaculación precoz y disfrutar mucho más de tus relaciones sexuales. Vamos a ello:

Pensar en otras cosas

Este es todo un clásico: cuando estés a punto de llegar al orgasmo, antes de perder el control, piensa en algo que te desconecte de lo que estás haciendo.

Ya sabes, la lista de la compra, el informe que dejaste sin acabar en el curro, la próxima reunión de vecinos…Una vez que hayas bajado el ritmo, puedes volver a concentrarte en el sexo. Pero esta técnica milenaria tiene un problema. Sobre el papel es fácil desconectar y conectar, pero en la realidad puede que si te vas a repasar la lista de la compra no puedas volver y pases de 100 a 0. Y cambiar la eyaculación precoz por el gatillazo tampoco es buena idea.

Respirar bien

Porque no sabemos respirar. Bueno, saber sabemos, pero hay que hacerlo bien. Una respiración pausada y acompasada puede mejorar tus tiempos durante el sexo. Si te concentras en respirar serás más consciente de tu cuerpo y del de tu pareja; de vuestras sensaciones y de todo lo que el momento ofrece. Así conseguirás frenar y alargar hasta 10 minutos (¡¡10!!) la relación sexual.

Deja atrás la rutina

Pero no todas las soluciones van a ser rollo zen. Si tus problemas de eyaculación precoz son más “frecuentes” de lo que te gustaría, probar cosas nuevas a veces es una buena terapia. Salir de la rutina es siempre una buena idea. Puedes probar a usar disfraces eróticos para crear situaciones diferentes y nuevas que te hagan ver el sexo desde otro ángulo. También puedes probar con juegos para parejas y ver si alargas el momento.

Mastúrbate, la práctica hace al maestro

Consejos para frenar la eyaculación precoz como un maestro

Si para mejorar tu forma física, tienes que entrenar. Para mejorar tu duración en el sexo tienes que…. exacto, ¡practicar! Muchas veces los chicos buscan una eyaculación rápida cuando se masturban (para que no te pillen o porque no tienes mucho rato) y eso no ayuda a luego ir despacio. Por eso te recomendamos masturbarte con calma, tomarte tu tiempo y conocer tus tiempos, tus sensaciones y tu cuerpo. Y los resultados mejorarán si usas un masturbador masculino. Hay muchísimas opciones: un pequeño y discreto huevo masturbador ;  otros más realistas o incluso con recreaciones de famosas estrellas del porno como Lana Rhodes.

Prueba productos retardantes

Otro truco que puedes usar para no terminar demasiado pronto y dejar a tu pareja con cara de (…) con los productos retardantes. Uno de los que mejor funcionan son los preservativos; están pensados para alargar el sexo y evitar que el fantasma de la eyaculación precoz te deje a ti y a tu pareja a medias. Si los condones no son tu opción, también puedes usar productos retardantes que aplicados sobre el pene y los testículos alargan la erección y retrasan el momento final.

Yo controlo, tío

Con estos consejos para frenar la eyaculación precoz que te damos en Tu Sexy Bomboncito podrás mejorar tu vida sexual y disfrutar mucho más del sexo. Ponlos en práctica, no te pases de velocidad y cuéntanos los resultados. Haz de la frase “Yo controlo, tío” tu nuevo mantra.

Y ya sabes….